¿Eres de esas personas que no pueden dejar de morderse las uñas? ¿o lo haces cuando estás en una situación de estrés? ¿no puedes evitarlo? Debes saber que comerse las uñas no sólo deriva en problemas estéticos, sino que también de esta práctica surgen problemas de salud.

 

Razones por las que te muerdes las uñas

 

Morderse las uñas es un hábito que se realiza de manera inconsciente, es un manía que hemos ido adquiriendo desde la infancia. Es por eso que es muy difícil dejar de comerse las uñas, a pesar de tener las manos destrozadas y los dedos doloridos por esta práctica. Las razones principales que nos llevan a mordernos las uñas son las preocupaciones, la angustia o el estrés.

 

¿Qué efectos tiene morderse las uñas?

1. Dolores

Cuando nos mordemos las uñas hasta lo más profundo del dedo todas las actividades diarias se vuelven un reto al evitar a toda costa que cualquier objeto nos toque los dedos y así evitar el dolor.

2. Crecimiento lento

Cuanto más lejos llegamos a la hora de comernos las uñas, menos nos crecerán y estéticamente se verán más feas.

3. Problemas en los dientes

Los bordes de los dientes se van erosionando lo que provoca que se pierda el esmalte y que se modifique la alineación de los dientes.

4. Frustración

La vergüenza que nos provoca vernos las uñas destrozadas deriva en la frustración de no poder para esta manía.

5. Enfermedades bacterianas e infecciosas.

A través de nuestros dedos transmitimos muchas enfermedades ya que están expuestos continuamente a objetos sucios. Las bacterias pueden acceder más fácilmente a las fisuras de los dedos que no se encuentran protegidos por las uñas.

 

Si quieres terminar con esta dichosa manía te recomendamos que pruebes Mordex